11 de marzo de 2010

Sensibilidad

¿Sientes esas notas vibrar en tus nalgas? Ni siquiera la musculatura de tus nalgas puede amortiguar el golpe seco de los latidos de la música que llega a cada uno de tus vellos, en cada parte de tu cuerpo.

Cada percusión, cada golpe del bajo contra los dedos del ejecutante y al revés, cada vez que la melodía te invita siquiera a solfear, sólo hacen más y más evidente tu líbido enaltecido por encima de los dioses de la guerra y del amor.

Y yo, al otro lado de esa cruel línea que separa al escenario del espectador, sólo distingo tu desverguenza por tus muecas extrañamente inapacibles.

Pero una ejecución robótica es lo que te mantiene excitada.

6 comentarios:

  1. Como siempre, tus palabras no dejan indiferente a nadie. Pocas veces se encuentra gente que mantiene su personalidad en el blog. El primer párrafo es el mejor de todos.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. me pareció muy creativo

    no niego q en algunas partes me reí pero, es interesante la mezcla.. eso de las notas en las nalgas

    jajaja =)

    ResponderEliminar
  3. ¡Muy bueno! Me ha gustado esa libertad con que metamorfoseas… un placer leerte, un abrazo, Roger

    ResponderEliminar
  4. Esta muy bueno... creo que ya te habia dicho que tu estilo de escribir es genial...

    Es siempre un placer leerte..

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, tengo un blog que es una especie de diario. Me gustaría que te pasaras. Un saludo.

    http://andandosindetenerme.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Eres especialmente provocador .

    Me gusta tu estilo.

    Volveré con mas calma para leerte disfrutandote.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Sea usted libre de escribir lo que quiera en este espacio. No busco que mis lineas le gusten, sino que remuevan sus sensaciones...